Saltar al contenido
Vida Mujer Chic

Pruebas de embarazo, Guía completa y tips de uso

Pruebas de embarazo, guia definitiva

Sospechar que estás embarazada puede generarte estrés, pues es importante tener los cuidados prenatales adecuados, que garanticen el sano desarrollo de tú bebé, así como evitar complicaciones en el parto.

El doctor Luis Simón Pereira, jefe de Ginecología del Hospital Médica Sur, nos habló acerca de los síntomas, pruebas y medios que se requieren para confirmar un embarazo: “Para saber si una mujer está embarazada, en medicina pasamos por tres instancias: sospecha, probabilidad y certeza”.

Sospecha de un embarazo

El especialista nos indica que en esta etapa pueden presentarse los siguientes síntomas:

  • Náuseas
  • Vómito por alteración del tracto intestinal
  • Aumento del número de micciones (ganas recurrentes de ir al baño)
  • Fatiga
  • Sospecha de movimientos fetales
  • Retraso en la regla, sobre todo en mujeres que tienen ciclos exactos
  • Congestión y dolor de glándulas mamarias
  • Oscurecimiento de areola (pezón)
  • Aparecimiento de la Red de haller en las glándulas mamarias (venas superficiales)
  • Aumento en los conductos productores de leche, denominados tubérculos de Montgomery.
  • Hiperpigmentación (oscurecimiento) en áreas como axilas y genitales.
  • Aparición de una línea en el abdomen.

Probabilidad de un embarazo

En esta instancia es cuando entran las pruebas de embarazo (ya sean caseras o de laboratorio) y se presentan los siguientes:

  • Crecimiento abdominal.
  • Aumento de volumen del cuello de la matriz (puede ser visto por el médico).
  • La mujer puede percibir algunas contracciones uterinas o creer que sienta su feto mover.
  • La probabilidad de la existencia de la hormona del embarazo, resultado de una prueba.
prueba sanguínea de embarazo

¿Cuántos tipos de pruebas de embarazo existen?

Existen dos tipos de pruebas de embarazo: los análisis de sangre y los de orina. Ambas pruebas buscan detectar la presencia de la Gonadotropina Coriónica Humana, mejor conocida como HGC, que es la hormona del embarazo.

Los análisis de sangre pueden decirte si estás embarazada entre 6 y 8 días después de ovular (o de que el huevo sale de un ovario) y son 99% efectivas.

Las pruebas de orina pueden determinar el embarazo alrededor de 2 semanas después de la ovulación (de 6 a 12 días después de la fecundación) y suelen ser 95% efectivas.

Algunas pruebas de orina más sensibles te pueden decir si estás embarazada hasta 6 días luego de concebir, o un día después de no haber tenido el período menstrual.

Pruebas de orina o pruebas caseras para el diagnóstico del embarazo

Realizarse una prueba de embarazo puede ser para algunas personas una experiencia colmada de emociones, mientras que para otras puede ser un poco intimidante. Actualmente, muchas mujeres utilizan una prueba de orina o prueba casera de embarazo para averiguar si están embarazadas.

Esta clase de pruebas pueden llegar a ser muy útiles porque podrán confirmar si estás embarazada en unos pocos minutos con sólo tomar una muestra de orina en cualquier momento del día, aún si hicieras la prueba en menos de dos semanas después haber concebido.

Generalmente las mujeres se realizan la prueba cuando su periodo menstrual no llega. Estas pruebas son fáciles de usar, pueden hacerse en casa, y son privadas.

prueba de orina de embarazo

¿Cómo funciona la prueba de embarazo?

Estas pruebas se encargan de analizar y buscar un tipo de hormona que el organismo de la mujer embarazada produce en exceso durante el transcurso del embarazo, conocida con el nombre de Gonadotropina Coriónica Humana o simplemente hormona HGC.

Debes saber que los niveles de dicha hormona son bajos en las mujeres que no estén embarazadas, pero durante el embarazo tu placenta producirá grandes cantidades de dicha hormona en particular, la cual será excretada a través de la orina.

Cuando una mujer se embaraza, el óvulo y el espermatozoide se unen para formar una sola célula, el punto de partida para que se empiecen a dar una extraordinaria cadena de eventos. Una vez que el óvulo ha sido fecundado, pasará las siguientes 80 horas moviéndose lentamente a través de las trompas hasta que finalmente llega al útero en donde se implantará en sus paredes. Cuando se implanta el huevo, se inicia el desarrollo de la placenta y empieza a liberar en la sangre la HGC. Durante las primeras semanas del embarazo la cantidad de esta hormona que pasa a la orina, aumenta al doble, cada dos o tres días.

Las pruebas de embarazo caseras están diseñadas químicamente para detectar la presencia de la hormona HGC, que aparece en niveles progresivos y se puede detectar, casi desde el principio del embarazo, en una muestra de orina.

Estas pruebas la identifican, pero NO la cuantifican, esto se hace por medio del análisis de sangre que se realiza en el laboratorio.

tipos de pruebas de embarazo

¿Cuántos tipos de pruebas caseras de embarazo hay?

Existen varios tipos de pruebas de embarazo, la más común es la que utiliza lo que se llama “cintas o tiras reactivas”.

Las tiras reactivas, se llaman así porque reaccionan ante la presencia de la HGC y cambian de color.

Se coloca la tira bajo el chorro de la orina y, en caso de que estés embarazada, el área que queda en contacto con la orina cambiará de color ante la presencia de la HGC. Es preferible que sea la primera orina de la mañana, pues es la que da resultados más exactos pero igualmente puedes hacerla en cualquier hora del día.

El resultado de las pruebas de embarazo puede variar dependiendo de:

  • En cada mujer los ciclos menstruales y la ovulación pueden cambiar cada mes.
  • Se desconoce el día exacto en que tuvo lugar la concepción.
  • Existen varias y diferentes marcas de pruebas de embarazo caseras en el mercado y cada una tiene diferente sensibilidad a la HGC.

Aunque algunas marcas son más sensibles para la prueba de embarazo al primer día de retraso del periodo, la mayoría de las marcas son más exactas cuando se realizan después de la primera semana de retraso. Estas pruebas las puedes adquirir en farmacias y tiendas de autoservicio, sin prescripción médica.

¿Cuándo conviene hacerse una prueba de embarazo?

Para responder a esta pregunta conviene recordar que la producción de la Gonadotropina Coriónica Humana HGC se inicia entre el 6º y el 12º día después de la fertilización. Este momento puede variar, por lo que realizarte la prueba al primer día de retraso, puede darte un dato erróneo. Dado que los niveles de la hormona HGC no aumentarán inmediatamente, lo ideal sería que te realizaras una prueba de embarazo casera a partir de los siete o de los diez días posteriores a haber perdido tu primer período menstrual, esto con el fin de asegurarte de que el índice de error en esta clase de pruebas sea el mínimo.

En caso que la prueba sea negativa se recomienda repetirla en una semana si aún no has tenido tu menstruación.

cuando hacerse una prueba de embarazo

Consejos prácticos para cuando te hagas la prueba de embarazo:

Lee las instrucciones detalladamente:

Asegúrate de leer detenidamente las instrucciones descritas en el folleto de la misma antes de utilizarla, a fin de estar completamente segura de que la estás utilizando correctamente. Es importante que sigas al pie de la letra las instrucciones del equipo para la prueba de embarazo.

Caducidad de la fecha:

Verifica la fecha de caducidad del equipo, NO lo utilices si la fecha ya venció.

Temperatura adecuada:

Mantenlo a la temperatura adecuada según las instrucciones.

Alimentos que no debes comer:

Lee las instrucciones con cuidado, algunos equipos requieren evitar ciertos alimentos antes de realizarte la prueba.

Sigue las instrucciones:

Sigue el orden indicado, no te brinques los pasos.

La primera orina del día

Si no estuvieras tomando la primera muestra de orina de la mañana para realizar esta clase de pruebas, deberás asegurarte de que la orina que utilizarás para realizar la misma haya estado en tu vejiga por al menos cuatro horas.

Toma el tiempo:

Lo más recomendable sería tener al alcance de la mano un reloj de pulsera o cualquier clase de reloj que te permita controlar el tiempo exacto que deberás esperar para poder saber el resultado de la prueba. Si te apresuras con el resultado, o por el contrario dejes pasar demasiado tiempo, podrías terminar cambiando o confundiendo los resultados.

Cuida que no interfiera con otros medicamentos

Si estás tomando cualquier clase de medicamento (como por ejemplo alguna clase de fármaco para la fertilidad), lee las instrucciones del envase antes de realizarte dicha prueba a fin de corroborar si este medicamento podría afectar de alguna manera los resultados de la misma.

Solo úsalo una vez

Asegúrate de que todo el material provisto por la prueba de embarazo esté limpio y nunca vuelvas a utilizarlo para realizarte una segunda prueba.

No tomes agua de más antes de realizarte la prueba

No bebas cantidades excesivas de agua antes de la prueba. Esto podría aumentar tu orina y diluir la cantidad de HGC, y por ende, que arrojara un falso resultado negativo (por ejemplo: muchas veces estas pruebas arrojan resultados negativos cuando, en realidad, estás efectivamente embarazada).

Mantén la prueba en una superficie plana

Mientras estés esperando el resultado de la prueba de embarazo, lo más conveniente sería que apoyaras la cinta reactiva con la muestra de orina sobre una superficie plana, donde la misma podría permanecer estable y no entraría en contacto con elementos que emanaran calor o frío excesivos.

Espera un par de días antes de hacerte una segunda prueba

Si ésta es la segunda prueba de embarazo casera, lo más recomendable sería que esperaras un par de días para repetirla.

Consulta a tu médico 

Ten en cuenta que las pruebas de embarazo caseras no han sido diseñadas para reemplazar la función específica de cualquier examen médico. Siempre tendrás que asistir a tu médico para que confirme tu embarazo e inicie las primeras consultas prenatales que te ayudarán a asegurarte que tanto tu salud como la de tu bebé se encuentran en óptimo estado.

Que tan exactas son las pruebas de embarazo caseras

¿Qué tan exactas son estas pruebas de embarazo caseras?

Cuando esta clase de exámenes caseros se realizan de la manera correcta, los resultados pueden llegar a ser tan precisos como cualquier análisis de orina prescripto por tu médico y realizado en su consultorio o en un laboratorio de análisis clínicos. Un estudio reciente mostró que son capaces de diagnosticar un embarazo en un 97% cuando es realizada correctamente.

¿Qué errores podría yo cometer en este tipo de pruebas de embarazo?

  • Podrías leer mal los resultados de la prueba.
  • Cuando la realices, si sale positiva, quiere decir que estás embarazada y debes de ir al médico para que confirme la prueba, e iniciar los cuidados prenatales.
  • Si la prueba sale que no estás embarazada, (la prueba es negativa), espera una semana y si aún no se ha presentado tu menstruación, repite la prueba. Si vuelve a ser negativa, lo más probable es que no estés embarazada, pero debes de ir al médico para que te explique cuál es la causa del retraso en la menstruación.
  • Si no has tenido tu periodo y tienes dolor en la parte baja del abdomen, debes acudir a tu médico de inmediato aún cuando la prueba haya sido negativa. Podrías tener un embarazo ectópico (fuera de su lugar), este ocurre cuando el óvulo ya fecundado se implanta en la trompa en lugar de la pared uterina. Un embarazo tubario puede romper la trompa de Falopio y desencadenar una serie de complicaciones muy graves.

¿Qué factores pueden afectar los resultados de las pruebas caseras de embarazo?

  • Hacer la prueba antes de tiempo puede dar resultados negativos aún cuando estés embarazada. A este resultado se le llama falso negativo.
  • Si has tomado demasiados líquidos, tu orina está muy diluida y la prueba también puede dar un falso negativo.
  • También se puede dar el falso positivo cuando no lees la prueba en el tiempo indicado, si hay un poco de sangre o proteínas en la orina o cuando está presente la HGC debido a otras causas.

Análisis de sangre para confirmar el embarazo

Seguramente tu médico te pedirá también que te realices un análisis mucho más sensible y preciso que lo ayudará a analizar los niveles de la hormona HGC en tu sangre.

Existen dos tipos de análisis de sangre para saber si estas embarazada:

El análisis cuantitativo de sangre (o análisis de beta HGC) mide la cantidad exacta de esta hormona en la sangre. Esto significa que puede detectar cantidades muy pequeñas de HGC, lo que lo hace un análisis muy exacto.

El análisis cualitativo de la sangre da una respuesta simple, ya sea positiva o negativa, en cuanto a si estás embarazada. La exactitud de este análisis es similar a la de las pruebas de orina, la única ventaja es que los análisis de sangre pueden detectar la HGC más cerca del comienzo del embarazo que las pruebas de orina.

Para llevar a cabo esta clase de análisis, sólo se te tomarán una muestra de sangre del brazo. Tu médico podrá decirte si estás embarazada aún si hubiera bajos niveles de la hormona HGC en tu sangre.

resultados de prueba de sangre para embarazos

¿Por qué es importante para el médico conocer los niveles la HGC en la sangre?

  • Uno de los beneficios de este análisis es que puede además ser utilizado para estimar la fecha de parto. Es muy previsible que los niveles de la hormona HGC vayan modificándose a medida que el embarazo vaya progresando; es por ello que los niveles de dicha hormona podrán ser utilizados para determinar la fecha de concepción y, a la vez, para determinar la fecha estimativa del parto.
  • La Gonadotropina Coriónica Humana (HGC) se encuentra presente en la sangre antes que en la orina.
  • Un análisis en sangre puede confirmar tu embarazo a los seis días después de que el huevo se ha implantado en la pared del útero, aún antes de perder tu último periodo menstrual.
  • La cantidad de HGC aumenta notablemente en el inicio del embarazo y las cifras brindan información al médico sobre la salud de tu embarazo y la de tu bebé.
  • Poco tiempo después del parto, esta hormona no se puede encontrar en tu sangre.
  • Cuando se trata de embarazos múltiples (mellizos, trillizos) la cantidad de esta hormona en sangre es mayor.
  • Cuando se presenta un embarazo ectópico (el huevo fertilizado se implanta fuera del útero, puede ser en la trompa o en el peritoneo), la cantidad de la HGC en sangre, es menor.